Información HACCP

¿Qué es HACCP?

Afbeeldingsresultaat voor haccp

 

Cada sistema de autocontrol en la cadena alimentaria debe basarse en HACCP. HACCP significa Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (Hazard Analysis Critical Control Points), un sistema preventivo de seguridad alimentaria que recopila los peligros existentes en la cadena alimentaria. El proceso de control parte de la Unión Europea y quiere asegurarse de que la producción de alimentos implique el mínimo de riesgos posible para el consumidor. Las empresas deben aplicar HACCP a su propia realidad: deberán descubrir los peligros ellas mismas, indicar medidas y vigilarlas.

El sistema HACCP funciona de la siguiente manera:

Primero se identifican los posibles peligros (Hazard) en los alimentos que puedan constituir un riesgo para la seguridad alimentaria. Los peligros que puedan darse en la alimentación son diversos. Puede tratarse de peligros microbiológicos tales como hongos, virus y bacterias, peligros químicos tales como toxinas, así como peligros físicos tales como metal y cristal presentes en los alimentos.

A continuación se procede a un análisis (Analysis). Se evalúan las consecuencias de los factores de riesgo obtenidos (Hazards) teniendo en consideración la frecuencia así como la gravedad. De esta forma se podrán valorar los riesgos para la salud del consumidor, en caso de encontrarse efectivamente en el producto acabado.

Una vez llevado a cabo el análisis, se habrán descubierto todos los riesgos para el consumidor. En ese momento es importante prevenir el peligro, eliminándolo o reduciéndolo hasta un nivel aceptable. Sólo se podrá controlar el peligro en caso de seguir controlando en el futuro algunos puntos críticos (critical control points) durante la preparación, el transporte y el envasado de los alimentos. Se podrá garantizar la seguridad del producto únicamente respetando a HACCP.

¿Que dice la legislación?

 
Toda empresa elaboradora de alimentos debe cumplir la legislación HACCP o HACCP-light. Todos los alimentos elaborados o procesados deben llevar una descripción del producto, la fecha de elaboración y/o la fecha de caducidad.
 

 

 

¿A quien se aplica la legislación HACCP?

Cada empresa que se dedique a la preparación, el procesamiento, la manipulación, el envasado, la comercialización y el transporte de alimentos tiene la obligación de comprobar los riesgos de todos los aspectos del proceso.

Las etiquetas LabelFresh se dirigen específicamente al almacenamiento intermedio de alimentos elaborados y preparados para uso propio, tal como es el caso de restaurantes, empresas de catering, carnicerías, panaderías, etc. Gracias a LabelFresh estas empresas pueden cumplir la legislación HACCP de forma estandarizada, sencilla y eficaz.